domingo, 5 de julio de 2009

martes, 31 de marzo de 2009

Inversión Proyectada en Puertos del Estado al 2020


La economía chilena se sustenta en una intensa apertura comercial, fortalecida con la firma de Tratados de Libre Comercio y acuerdos comerciales con las principales economías del mundo. La interconexión de Chile con el mundo va a requerir en la próxima década de una tremenda expansión portuaria, por esa razón la Dirección de Obras Portuarias tiene la necesidad de trabajar con tres propósitos simultáneos:

1. sitios de atraque para atender la flota naviera futura, incluyendo buques cruceros de turismo con sitios de más de 300 metros lineales y más de 14 metros de calado como prioridad para los puertos del Estado.

2. mejoramiento de accesos viales a puertos, reforzando la conectividad de la zona interportuaria de la región del Bío Bío, mejorando los accesos a los puertos de Iquique, Antofagasta, Mejillones, San Antonio y Valparaíso.

3. mejoramiento de la accesibilidad entre las áreas de apoyo logístico o zonas extraportuarias con los puertos.
Además de lo anterior, la Dirección de Obras Portuarias del MOP potenciará la infraestructura de apoyo a la pesca artesanal y desarrollará el plan de mejoramiento del borde costero nacional, así como en el mejoramiento de la conectividad marítima, fluvial y lacustre a través de los Planes de Conectividad Austral y el Plan Chiloé, tal como se describe más adelante.
Fuente: dop.clFF
Ver Mas:
Presentacion Politica Portuaria de Infraestructura.ppt
Resultados Modernacioón del Sistema Portuario en Chile.ppt
Comisión Asesora en Materias Marítimas y Portuarias.doc

Tormentoso desembarque


Colapso económico golpea al comercio internacional y consecuentemente al transporte marítimo, los precios de los fletes, la operación portuaria y prácticamente a todas las actividades relacionadas.
El sostenido crecimiento que venía registrando la actividad marítimo portuaria, con incrementos que alcanzaron entre 12% y 40% en el movimiento anual de carga por Valparaíso en los últimos tres años, dejó paso a las cifras rojas con que la crisis internacional está marcando a la generalidad de los sectores económicos.
Entre noviembre de 2008 y enero último la transferencia de carga cayó un promedio de 18%. La exportación de productos industriales bajó en más de 34% y la importación de vehículos en 24%. La fruta ha ido al alza respecto del periodo anterior, pero también es cierto que esa vez la temporada se atrasó y las ventas se resintieron a causa de las heladas y la sequía de aquel duro 2007.
Pocos se allanan a pronosticar la intensidad del golpe y de su impacto en una región cuyo organismo sigue latiendo en buena parte al compás de los barcos, los puertos, los contenedores, las grúas y los camiones.
La actividad representa el 33% del producto de la capital regional y emplea directa e indirectamente a once mil habitantes de esta comuna, según un estudio realizado en 2008 por la carrera de Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso, que concluyó que uno de cada cinco porteños tiene alguna dependencia económica del sector. Por eso la situación es tan inquietante.

EFECTO DOMINÓ

La emergencia golpea a la demanda mundial y por ende al comercio exterior chileno: la última encuesta mensual del Banco Central revela una caída del 41,7% en el aporte de las exportaciones al producto y del 29% de las importaciones en los dos primeros meses del año respecto del igual periodo de 2008.

La situación se traduce en una significativa baja en la demanda por transporte marítimo y en el precio de los fletes. Y en la consecuente disminución de la actividad en los puertos, servicios aduaneros, transporte terrestre y así..."Durante el presente año, Valparaíso verá recalar un menor número de naves y movilizará una menor cantidad de vehículos y contenedores que el 2008", resume el presidente de la Asociación Nacional de Armadores (ANA), Eugenio Valenzuela.

No a todos los actores de este complejo sector el temporal los afecta igual, porque también eran diferentes sus coyunturas y estados de salud previos a la crisis.
El titular de la ANA, entidad que representa a las principales empresas navieras del país, revela que en comparación con un año atrás, los fletes "on the spot" (contratados por una sola ocasión) son inferiores en cerca de un 60%, mientras los de importación desde el Lejano Oriente "en algunos casos han disminuido a la mitad".

En Terminal Pacífico Sur (TPS), concesionario de Empresa Portuaria Valparaíso (EPV), que transfiere el 85% de la carga que mueve este complejo, los volúmenes han ido a la baja desde noviembre de 2008. "No creo que esto vaya a cambiar, por lo menos en este primer semestre", expresa el gerente general, Roberto Zilleruelo. Agrega: "Nadie se atreve a pronosticar que los volúmenes no vayan a bajar. Sin duda vamos a tener un 2009 con resultados negativos en cuanto a la transferencia de volúmenes. Y están siendo impactadas tanto las exportaciones como las importaciones".
¿A cuánto llegará la baja? El vicepresidente ejecutivo de la Cámara Marítima y Portuaria de Chile (Camport), Rodolfo García, tiende a pensar que la caída en movimiento portuario será de alrededor del 20%, aunque no en todos los puertos. No por lo menos en terminales como Ventanas, que mueven productos intocados por la dura coyuntura.

Una estimación algo menor entrega el gerente general de EPV, Harald Jaeger : "La crisis ha afectado a todas las industrias y la portuaria no es la excepción. De acuerdo a nuestras proyecciones, estimamos que las operaciones de movimiento de carga del puerto decrecerán en torno al 15%."
No sólo navieras y puertos enfrentan los embates de la situación. El presidente de la Cámara Aduanera de Chile, Kenneth Werner, cree que entre enero y abril la baja promedio en las operaciones de las agencias -6 mil empleos a nivel nacional, casi la mitad en esta región- no será menor al 20%, "con toda seguridad y siendo bastante conservador".

SALUD DE LAS INVERSIONES

Pero también son distintas las realidades en materia de inversiones. El gerente general de EPV plantea que el efecto de la crisis "no resta prioridad a nuestra necesidad de ampliar la capacidad de atención de carga y de pasajeros del puerto. Con los actuales niveles de operación y movimiento de carga, y conforme a las proyecciones del mediano plazo, se torna vital que Valparaíso cuente con nueva infraestructura portuaria".
Igualmente, el gerente general de TPS afirma que se mantienen las inversiones programadas para 2009: 15 millones de dólares destinados a la nueva grúa Gantry comprada en China y a la profundización de los sitios 1, 2 y 3 para permitir el atraque de naves de mayor calado.
"De todas maneras queremos tener nuestro terminal completamente preparado para las naves del futuro", expresa el ejecutivo, quien reitera el interés de los operadores de TPS por participar en la licitación del Espigón, proceso postergado hasta 2010 y vinculado a la resolución del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia.
Otros sectores acusaron el impacto con inversiones en marcha, en coherencia con los niveles de crecimiento que presentaba su actividad antes del colapso. "En el caso de la industria del transporte marítimo -explica el presidente de la ANA-, debido a la gran cantidad de órdenes de construcción de barcos colocadas en los últimos años, con una parte importante de ellos para entrega en los próximos ejercicios, es muy posible que sólo empiece a recuperarse el año 2014".

IMPACTO EN EL EMPLEO

"Valparaíso será afectado con mayor énfasis que otras ciudades de la región, principalmente debido a la alta dependencia laboral de sus habitantes en la actividad marítimo portuaria", plantea Sergio Bidart, director de Ingeniería Civil Oceánica Universidad de Valparaíso y jefe del proyecto "Medición del aporte económico del Puerto a la comuna de Valparaíso".

"Atendiendo a las proyecciones, se espera que la actividad laboral resulte también afectada, pero es prematuro estimar una cifra: aún estamos en temporada de la fruta y sus efectos son todavía impredecibles", acota Harald Jaeger.

Roberto Zilleruelo reitera que TPS no tiene previsto efectuar despidos -en el terminal trabajan alrededor de mil personas y cerca de 350 de planta- y añade: "tenemos una muy buena comunicación con nuestros trabajadores y ellos están absolutamente al tanto de la situación que está ocurriendo. Como también de nuestro compromiso". Dice que la gran meta de este año es lograr mayor eficiencia y productividad, así como "disminuir nuestros costos y gastos de forma de poder paliar los efectos negativos de la baja de volúmenes" de carga.

Rodolfo García, vicepresidente ejecutivo de la Camemport: "Las empresas están haciendo ajustes importantes, especialmente en el sector naviero. Eso también se nota en el área aduanera, porque va a haber menos trabajo. En los puertos hay trabajadores eventuales, así es que lo más probable es que el ajuste se transforme en menos renta: van a ser los mismos trabajadores, pero ocupados con menor frecuencia".

El presidente de la ANA comenta que "para enfrentar los efectos de la crisis se ha reducido la frecuencia de algunos servicios, se ha re-entregado algunas naves arrendadas sin reemplazarlas y se ha paralizado un número reducido de embarcaciones", aunque no se tiene conocimiento de que se haya eliminado servicios regulares. Y agrega: "Aunque las empresas navieras emplean un número limitado de personal en forma directa, no cabe duda que generan una gran cantidad de trabajo en forma indirecta: en remolcadores, naves arrendadas, terminales, transporte terrestre, agencias de naves, astilleros, sociedades clasificadoras, etc. El impacto de los menores ingresos se verá reflejado principalmente en el empleo indirecto".

El presidente de la Cámara Aduanera envió una carta a los asociados "llamando a la mesura, a apretarse el cinturón y a revisar el tema de los costos tratando en lo posible de no perjudicar a los empleados de las agencias", quienes "representan un tremendo capital que ha costado mucho formar". Pero Kenneth Werner no está claro cuánto tiempo puede resistir el sector con un 20% ó 30% de merma en sus operaciones y por ende en sus ingresos. "Si como se está proyectando, esta va a ser una crisis muy profunda y muy larga, definitivamente en algún momento, tratando de salvar a la mayoría, se verán perjudicados algunos...yo creo que es inevitable".
Pero nadie se arriesga con estimaciones de largo plazo. Porque como comentan varios entrevistados, la gran diferencia entre esta crisis y la anterior, la asiática, es que entonces "sabíamos qué estaba pasando. Ahora sabemos cuál fue el inicio, pero no cómo va a terminar".

Fuente: El Mercurio de Valparaíso

El proyecto de dolphin podría materializarse a fines de año


Luego de la reunión que sostuvieron parlamentarios, organizaciones sociales y representantes portuarios con el ministro Sergio Bitar, éste comprometió su colaboración.
Ahora falta el gesto del directorio.
Llegaron en masa a las dependencias de Morandé 59, en pleno centro de Santiago. Y es que los parlamentarios, encabezados por el diputado Marcelo Díaz, los integrantes del Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo y la directiva de los trabajadores del Terminal marítimo estaban seguros que el encuentro con el ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, generaría importantes réditos en el objetivo de priorizar la opción de construir un dolphin.
Y así fue, pues el secretario de Estado, quien se hizo acompañar por el director nacional de Obras Portuarias, Daniel Ulloa, estuvo llano a oír los requerimientos, de manera de tomar una decisión. De esta forma estampó su palabra que en caso de que el directorio de la Empresa Portuaria de Coquimbo (Epco) lo mandatase para que financiara la obra, éste no dudaría en disponer de los recursos que, en teoría, apenas sobrepasaría US$1 millón ($800 millones).
El diputado Marcelo Díaz, quien no pudo ocultar su satisfacción tras el encuentro, fue conciso en lo que se viene en el cronograma. “Debemos trabajar en el diseño, buscar financiamiento y ejecutar las obras”, dijo. En cuanto a los plazos, el congresista no deja de ser optimista y cree que las faenas no deberían iniciarse antes de que finalice el año. “Lo ideal es que la propia Presidenta Michelle Bachelet lo inaugure en 2010”, señaló.
El consejero regional e integrante del Frente de Defensa del Terminal, José Montoya, también estuvo junto a Bitar, y quedó convencido que a fines de año se dará luz verde a la iniciativa. “El tema tiene que ver con una inversión urgente para los requerimientos portuarios y estoy seguro que se concretará antes de lo que creemos”. Agregó que “como Frente aceleraremos estos procesos, porque en momentos de crisis hay que invertir. A finales de este año debiéramos empezar la construcción”, acotó.
NUEVAS FUENTES. El diputado Marcelo Díaz ha seguido de cerca este proceso, lo que lo ha llevado a tocar la puerta de altas esferas. Fue así como, conociendo el impedimento de entregar recursos estatales a una empresa pública con fines de lucro como el puerto, se reunió con el director de Presupuestos, Alberto Arenas, de manera de buscar financiamiento extraordinario. “Nuevamente me reuniré con él para ver la opción de acceder a recursos adicionales desde Hacienda”, finalizó Díaz.
SE TRASPASA LA RESPONSABILIDAD. El presidente del directorio de Epco, Hugo Miranda, se dio como plazo para tener una respuesta definitiva de apoyo al dolphin este viernes 13 de Marzo. Por esto es que la reunión que sostendrán junto al resto de los miembros, será clave para ver la viabilidad de edificar una bita que permita el atraque de un crucero y un buque de carga. El presidente del sindicato de trabajadores portuarios, Patricio Contreras, cree que el momento es ahora. “El proyecto ya esta hecho y solo falta la voluntad política para concretar este hecho. El directorio debe sacar un acuerdo y mostrar una señal para propiciar el desarrollo del Terminal”. Añadió que “si bien falta el financiamiento, este es posible de conseguir, lo que resta es la voluntad política”.
Fuente: Diario El Día
Ver mas: http://www.mundomaritimo.cl/noticias/noticia.asp?idnoticia=7072

Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo (FDPC) y Ministro Sergio Bitar


Con fecha lunes 10 de marzo de 2009, una concurrida delegación porteña arribó a las dependencias del Ministerio de Obras Públicas, en la ciudad de Santiago.
La comitiva integrada por los parlamentarios Marcelo Díaz y Francisco Encina, el Alcalde de la comuna don Oscar Pereira Tapia, el Consejero Regional José Montoya, el ex CORE don José Fernández, los empresarios Carlos Oros Rojas como Vocero del FDPC y la sra. Marviola Rivera en su calidad de presidenta de la Cámara de Comercio de Coquimbo, don Roberto Figueroa en calidad de presidente comunal PPD, don Marco Antonio Sulantay, empresario y periodista, don Sergio Pizarro representando las Juntas de vecinos y Patricio Contreras Villalobos, Vicepresidente de FENATRAPORCHI y Director Laboral de la Empresa Portuaria de Coquimbo (EPCO), fueron recibidos en audiencia especial por el señor Ministro don Sergio Bitar.

La autoridad de gobierno, quien se hizo acompañar por el Director Nacional de Obras Portuarias, don Daniel Ulloa y parte de su equipo asesor ministerial, escuchó atentamente los planteamientos de los visitantes, quienes uno a uno fueron exponiendo la visión de cada entidad que representaban, coincidiendo todos en que la licitación del puerto de Coquimbo, representa un atentado a la región y sus habitantes, pues una empresa rentable y con muchas proyecciones de desarrollo, no puede ser traspasada a un grupo económico privado, sino por el contrario, es responsabilidad del estado, en tiempos de crisis, potenciar y generar más cupos laborales y fuentes de ingresos para la región.

El ministro junto con valorar el interés demostrado por la ciudadanía representada en el Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo, agradeció los antecedentes entregados por la delegación, manifestando también que desde que asumió la dirección de la cartera ministerial y a solicitud de los dirigentes de FENATRAPORCHI, luego de varios meses se conformó, por voluntad de la presidenta de la república, la Comisión Interministerial en materias marítimas y portuarias, la que se encuentra analizando la política portuaria nacional.

Por su parte el Director de Obras Portuarias, Daniel Ulloa, coincidió con el ministro en que no existen impedimentos legales para la construcción de un Dolphin en el recinto portuario, toda vez que dicha construcción no lo impide la norma legal vigente, lo que se solicita, no significa la construcción de un nuevo molo portuario, es un apoyo a la infraestructura portuaria existente. Existe el precedente que este elemento ya se construyó en otra empresa portuaria (Austral de Punta Arenas), de similares características a Coquimbo el año 2006. además enfatizó que la Ley 19542, de modernización portuaria del año 1997, es clara en que debe permanecer un sitio equivalente en la región, situación que no ocurriría si se licita el único frente estatal regional, por lo que la EPCO debió recurrir al Tribunal de la Libre Competencia para su pronunciamiento, el que aún permanece en compás de espera, pero que tampoco es impedimento para iniciar la construcción de la estructura señalada, si el directorio de EPCO, acuerda incluirlo en su plan de inversiones.

El vicepresidente de FENATRAPORCHI, por su parte señaló que todo obedece a una decisión antojadiza por parte del Sistema de Empresas Públicas, que se aleja de su función de controlador de gestión de las empresas al asumir el papel de dictar políticas portuarias, lo que limita el crecimiento de la empresa regional. Enfatizó que el proyecto Dolphin fue presentado por EPCO el año 2003, pero no contó con el respaldo político necesario para su ejecución, lo que desde esa fecha ha significado el traslado de importantes cargas de la región de Coquimbo, las que deben salir para su exportación por otra región, en desmedro de la economía local, sin embargo posteriormente se aprobó el mismo proyecto de desarrollo para otra empresa portuaria estatal

El diputado Marcelo Díaz, informó al ministro de sus gestiones ante el director de presupuestos del ministerio de hacienda, el que se encuentra disponible para analizar el tema, si el directorio así lo determina, a lo que el ministro afirmó que si el Directorio EPCO solicita los recursos, respaldará en todas las instancias gubernamentales para el logro del objetivo, en el más breve plazo.

Por su parte el diputado Francisco Encina, junto con manifestar su rechazo absoluto a la continuación de las privatizaciones de las empresas estatales, enfatizó que se debe apurar a la Comisión Interministerial, para que permita al ejecutivo enviar modificaciones a la ley de modernización portuaria 19.542 y reemplazarla por una Ley general de Puertos, que involucre no solo a los puertos estatales sino también a los puertos privados existentes en la actualidad.

El Alcalde de la comuna, Don Oscar Pereira, agradeció la disposición del ministro y el director nacional de obras portuarias, respaldando todas las acciones emprendidas por los trabajadores portuarios locales y el FDPC, reiterando que la construcción de un Dolphin de atraque para el Puerto de Coquimbo, es una necesidad urgente para el desarrollo no solo de la comuna, sino de la región en general.

Finalmente el vocero del FDPC, Don Carlos Oros Rojas, entregó al señor ministro un dossier con todos los antecedentes necesarios que avalan lo expuesto por la delegación porteña, agradeciendo a la vez la disposición demostrada ante las inquietudes ciudadanas, que ven como cada día se está conformado un monopolio privado en el sistema portuario chileno, amparado por la actual ley vigente.


Fuente: Fenatraporchi.cl

Hernán Bravo realiza gira a Puerto Montt, Chacabuco y Punta Arenas


El Presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile, Don Hernán Bravo Aravena, realizara a partir del día miercoles 04 de Marzo una visita a los puertos del sur, acompañado de Alejandro Espinoza, Asesor de nuestra organización.
Dicha actividad, se enmarca en acuerdo del ejecutivo de la Federación Nacional en el sentido de fortalecer las bases sindicales, dar apoyo a los dirigentes de los Sindicatos en los procesos de reestructuración que viven las empresas y realizar actividades informativas con los socios en los puertos.
A partir de este jueves 04 de marzo el presidente Hernán Bravo, iniciará una visita de seis días a los puertos de Puerto Montt, Chacabuco y Punta Arenas en donde sostendrá una apretada agenda de actividades y reuniones con dirigentes sindicales y trabajadores.

El miercoles se trasladará al puerto de Chacabuco, el viernes, y sábado al puerto de Puerto Montt, domingo y martes al puerto de Punta Arenas. La apretada agenda de trabajo, contemplan reuniones con dirigentes y trabajadores en donde se informaran temas importantes como son:

Cuenta del actual escenario respecto de los procesos de Concesionamiento de Frentes de Atraque en Puertos de Valparaíso, San Antonio y Coquimbo, dado que el impacto de la Crisis Económica ha generado incertidumbre respecto de oferentes para estos procesos chilenos.

A raíz de esta información se genera debate respecto de los procesos de Negociación Colectiva en las Empresas Portuarias, para “Construir una Malla Común de Condiciones Económicas, Sociales y Laborales de los trabajadores de las Empresas Portuarias”, de tal forma que ya sea, por la vía de Procesos de Negociación Colectiva Reglada, Convenios Colectivos u otros mecanismos de acuerdo se busque “estandarizar” los beneficios de los trabajadores de las Empresas Portuarias.

Discutir y consensuar iniciativas y tareas concretas que den cuenta del nuevo escenario político gremial del año 2009 y la gestión de Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile”.


Fuente: Fenatraporchi.cl

SEP: "Las licitaciones portuarias no son inmunes a la situación financiera internacional"


A la espera de tiempos mejores están hoy las licitaciones portuarias. El Sistema de Empresas Públicas (SEP) dice que los procesos de nuevos terminales en el país siguen su curso y dependen de la respuesta del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) a las consultas sobre las condiciones de participación en los procesos. Además su presidenta, Mónica Singer, reconoce a El Mercurio que las licitaciones se ven afectadas por la crisis. Agrega que el sector enfrenta un período complicado.
¿Cómo se ve el escenario para el negocio portuario para éste y el próximo año?
Los sectores naviero y portuario a nivel mundial enfrentan un momento complejo, tanto por la caída del comercio como por las inversiones realizadas hace meses que suponían tasas de crecimiento que ahora sabemos que no se darán en el corto plazo. Hay que tener presente que un deterioro en la economía mundial afecta inmediatamente el flujo comercial, disminuyendo la demanda por servicios portuarios.
¿Qué licitaciones están frenadas o no se harán el 2009?
Todas siguen su curso, pero ciertamente no son inmunes a la situación financiera internacional. Valparaíso, San Antonio y Coquimbo presentaron consultas al TDLC respecto a las reglas (...) que deben aplicar a sus licitaciones, y en el intertanto han seguido avanzando en los estudios y otras etapas del proceso (...) En cualquier caso, las licitaciones que comprometen inversiones de menor envergadura no deberían verse afectadas, en Punta Arenas, la Empresa Portuaria Austral está estudiando licitar el 2009 el área de respaldo del Terminal Mardones, multioperado y el Terminal Prat en formato mono operado.
¿Qué pasa con el interés de empresas internacionales que podrían participar y que ahora no están en condiciones de hacerlo?
Efectivamente, muchos de los operadores que hace algunos meses manifestaron su interés y disposición a participar en las licitaciones de Valparaíso y San Antonio, hoy están enfrentando problemas financieros importantes. Esperamos que eso se resuelva pronto, lo que veremos cuando se haga el llamado a ello.
¿Es viable pensar que se van a privilegiar ciertos terminales en desmedro de otros, dado este escenario?
Más que la calidad de los activos, lo que ahora está afectando la disposición a invertir es la caída en las transferencias de carga, la dificultad para acceder a financiamiento de largo plazo, y la liquidez de los operadores. Probablemente algunas inversiones en facilidades portuarias se van a posponer, pero no han cambiado los fundamentos de largo plazo de los distintos proyectos de inversión.
Una vez que pase la crisis, en caso de que no estén hechas las obras portuarias necesarias. ¿Cómo se abordará un eventual incremento de demanda?
No prevemos riesgos. Nuestra estimación es que se debe considerar entre tres y cuatro años entre que se llama a licitación y las obras se encuentran disponibles para entrar en operaciones, y esa consideración estuvo presente al sugerir a los puertos iniciar sus procesos. Tenemos suficiente holgura en la Región de Valparaíso para enfrentar crecimientos de demanda y conducir los procesos de licitación con tranquilidad.
Lo que ahora está afectando la disposición a invertir es la caída en las transferencias de carga, la dificultad para acceder a financiamiento de largo plazo, y la liquidez de los operadores.
Compensaciones en Valparaíso
El SEP precisó que los $ 13 mil millones que piden los trabajadores portuarios de Valparaíso como compensación por la licitación del Terminal 2 -ya que prevén que muchos de ellos se quedarán sin empleo- no están aún definido. Lo que sí hay es el establecimiento de una mesa de negociación cuyo plazo para lograr una resolución es el momento en que se adjudique la licitación. El mismo acuerdo dice que esto sería aproximadamente en 2010.
Según Mónica Singer, los trabajadores portuarios están conscientes de que es importante reforzar la confiabilidad y estabilidad del puerto, más aún en un escenario de escasez de carga que está afectando en todo el mundo a operadores navieros y portuarios.
"Todos los puertos se esmeran en proporcionar un buen servicio para evitar que las naves se trasladen a puertos alternativos. Se configura así una alianza natural entre los operadores portuarios y los trabajadores. Afortunadamente nuestro país cuenta con dirigencias sindicales responsables y con una mirada de largo plazo, y prueba de ello es el acuerdo recientemente alcanzado con los trabajadores de Valparaíso", sostiene la presidenta del SEP.
Fuente: El Mercurio

San Antonio - Licitación del puerto sigue adelante


Como este tema no tiene porque ser de dominio general, recordaremos que han transcurrido ya 10 años del primer proceso de concesión de frentes de atraques en puertos estatales chilenos, y también es bueno aclarar que cuando se escucha decir por ahí que el puerto se vendió o se privatizó, lo correcto a decir es que el Estado chileno, en lenguaje mas simple, arrendó frentes de atraques a privados, quienes, por el pago de una suma importante, los administran y explotan por un plazo de 20 años, renovable en 10 mas, sujeto a compromisos de nuevas inversiones en infraestructura, de acuerdo al plan maestro de expansión del puerto, por tanto la propiedad sigue siendo estatal.
Actualmente esta en marcha un nuevo proceso de licitación en terminales portuarios estatales, entre ellos San Antonio, con su frente de atraque multioperado Espigón, y como todo indica que el mayor interés de futuros interesados inversionistas, volverá a recaer en San Antonio, relegando a Valparaíso a un segundo plano nuevamente, el vecino puerto ha desplegado toda una estrategia comunicacional. El año pasado llegaron a afirmar que Valparaíso tenía todo listo para licitar este año, no así San Antonio, pero quedó al descubierto que no era cierto, por el contrario enfrentaban serias dificultades, pasando por la falta de un proyecto claro de licitación.Se supo que Valparaíso desplegó incluso un intenso lobby para que el gobierno ordenara que se licitara Valparaíso primero, y solo, dejando para después a San Antonio, como se conocieron los entretelones, la estrategia falló.Ayer se conoció una noticia a nivel nacional que afirmaba que las licitaciones de San Antonio, Valparaíso y Coquimbo se habían paralizado, postergado los procesos, incluso se mencionan personeros de gobierno, sin dar nombres, lo curioso de la información es que el tenor gira principalmente en torno al vecino puerto de Valparaíso, hablan ejecutivos de dicha empresa, y por cierto apuestan a que se aplace para el 2010, algo que para el vecino puerto seria muy favorable, ganar tiempo. En una página completa de reportaje al tema, a San Antonio se le dedican no más de 80 letras en tres líneas, donde EPSA afirma que el proceso por parte de San Antonio sigue su curso, no se ha detenido.El representante de los trabajadores del puerto de Valparaíso y presidente de Fenatraporchi, Hernán Bravo, aseguró que nada se ha detenido, y que la crisis no obliga a paralizar nada.
Otro hecho no menor es la afirmación de que todos los puertos estarían registrando bajas en la transferencia de carga, al respecto recordar que Puerto San Antonio en su conjunto registró un incremento del 14% a diciembre de 2008, y vio incrementadas sus utilidades incluso al término del ejercicio.En estos temas, donde corren sin duda millonarias cifras, y los puertos son un negocio rentable, por tanto apetecido, debiera asumirse que los inversionistas en épocas de convulsiones tienen caja para buscar nuevos negocios, debe hacerse presente también que hace un par de semanas se supo que uno de los principales operadores del mercado nacional, con presencia en varios países del mundo, registraba problemas de caja, a la baja, lo que no necesariamente significa falta de respaldo, muy por el contrario.Resumiendo, el proceso sigue adelante, no hay nada oficial de parte del gobierno en contra.
Fuente: Proa Regional

Expansión portuaria


La Empresa Portuaria Valparaíso ha informado que se postergará la licitación para expandir el puerto hasta diciembre o comienzos del próximo año, y fuentes de Gobierno señalan que se postergarán las nuevas concesiones en los puertos de la V Región, así como en Coquimbo. Explican esta postergación las caídas en los volúmenes de carga que se prevén en el futuro, por la crisis mundial, y la necesidad de autorización del Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), que retrasaría la licitación.
Lo anterior parece razonable en el cuadro actual. Las bruscas caídas en los volúmenes comerciados -Valparaíso mostró una baja de 27,3 por ciento en enero-, así como los bajos precios del transporte marítimo, han debilitado a la industria naviera y portuaria, que había invertido fuertemente durante la bonanza de los últimos años. Ella enfrenta sobrecapacidad y endeudamiento, lo que podría llevar a un proceso de consolidación global. Por tanto, no es claro si habría interesados si se ofrecieran este año las nuevas concesiones de los puertos de Valparaíso y San Antonio.
Pese a que al tercer trimestre de 2008 Valparaíso estaba operando casi a máxima capacidad y requería expandirse en el mediano plazo, la urgencia es ahora mucho menor. En el caso de San Antonio, que tenía capacidad sin utilizar, lo es aún menos.
Otro aspecto del retraso tiene relación con el TDLC. éste autoriza mediante un informe la concesión de terminales monooperados en la V Región. A petición de las empresas portuarias estatales propietarias de los puertos, dicho informe usualmente impone condiciones muy restrictivas para eventuales concesionarios.
En San Antonio, la Empresa Portuaria -estatal- solicitó que no se permitiera al actual operador del Terminal monooperado participar en la licitación, por los peligros que esto podría plantear a la futura competencia portuaria. De aprobarse tal condición, es probable que el concesionario se oponga a la licitación de la nueva concesión, alegando que su capacidad no está copada (una condición necesaria para la nueva licitación, según su interpretación del contrato de su concesión).
En Valparaíso, la Empresa Portuaria no se opone a la participación de su concesionario, pero sólo si no hay más interesados. En todo caso, la necesidad de esperar a una decisión del TDLC antes de poder comenzar el proceso de licitación es uno de los motivos de que ella se postergue.
Dado que las licitaciones en la V Región doblarían la capacidad portuaria en pocos años, y que no se prevé que la carga siga creciendo, al menos en el mediano plazo, el retraso en la inversión no tiene las consecuencias que habría acarreado en un clima de crecimiento global. Así, si bien las inversiones portuarias tienen una lenta maduración, tardando varios años en realizarse, postergar en un año las licitaciones no debería limitar el comercio exterior en el cuadro actual.
Fuente: El Mercurio

Puerto Valparaíso compensará con $13 mil millones a 1.225 trabajadores por licitación


Portuarios reclaman que la adjudicación del Terminal 2 dejaría sin trabajo a muchos de ellos, porque quien se adjudique el proceso usará las tecnologías más modernas y prescindirá de sus servicios.
Un acuerdo que permitirá avanzar sin contratiempos en el proceso de licitación del Terminal 2 -clave para la expansión del puerto- alcanzaron ayer la administradora Puerto Valparaíso -EPV, de propiedad estatal- y los trabajadores portuarios agrupados en Cotraporchi.
Así, 1.225 trabajadores se repartirán compensaciones por $13 mil millones, que eran reclamadas ya que ellos consideran que la instalación de un nuevo operador en el Terminal 2 -cuya licitación se está preparando- los dejará cesantes. Esto, según un dirigente sindical, porque quien se adjudique el proceso usará las tecnologías más modernas y prescindirá, por tanto, de cientos de ellos.
La licitación del Terminal 2 -que busca absorber el crecimiento proyectado del tránsito en la bahía- está hoy entrampada debido a que EPV presentó una consulta al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) para que se pronunciara sobre quiénes podían participar del proceso. A esto se suma el hecho de que por la crisis financiera los operadores no están en condiciones de presentar propuestas acordes con la magnitud de la inversión requerida.
El gerente general de EPV, Harald Jaeger, valoró el acuerdo. "El puerto de Valparaíso es uno de los 10 terminales más eficientes del mundo y este acuerdo contribuye claramente a mantener y reforzar ese liderazgo", señaló.
EPV logró reducir el número de trabajadores que podían recibir este beneficio, porque puso una serie de requisitos que no todos podían cumplir y que fueron aceptadas por los dirigentes de Cotraporchi.
Sergio Baeza, vocero de la Coordinadora de Trabajadores Portuarios, manifestó que "los trabajadores portuarios dimos un gran paso al firmar este acuerdo. Estamos satisfechos porque EPV cumplió. Hablamos de un total de 13 mil millones de pesos. El proceso fue complejo, tuvimos discusiones, este año se sumó la crisis internacional, pero finalmente llegamos acuerdo, lo que es beneficioso para todos".
La licitación del Terminal 2 de Valparaíso depende de que el TDLC se pronuncie sobre qué empresas y en qué condiciones pueden participar del proceso.
Fuente: diario.elmercurio.com

Conformidad en retraso de licitación portuaria


Dirigentes creen que se debe esperar que se diluciden los alcances de la crisis global para el sector.

Conformidad con distintos sectores causo por la postergación de la licitación del Terminal 2 del puerto de Valparaíso (mas conocido como el Espigon), retraso que tendría su explicación en la tramitación de la consulta efectuada al Tribunal de la Libre Competencia sobre la idoneidad del proceso y a las condicionantes económicas mundiales.

De acuerdo con el vicepresidente de la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile (Fenatraporchi), Patricio Contreras, “esta decisión nosotros la sabíamos desde antemano. Es una situación política que en buena hora fue tomada porque el proceso de licitación solo iba a provocar que aumentara la cesantía”.

El dirigente agrega que “además, el proceso estaban siendo muy mal llevado. Era un pésimo negocio. Mas ahora que estamos en medio de una crisis en la que era poco probables que se recibieran buenas ofertas ya que los privados no están dispuestos a hacer inversiones en tiempos de crisis”.

Según Contreras, al Estado le caben mayores responsabilidades que las que esta asumiendo frente a una realidad financiera internacional que ya esta afectando a la actividad portuaria “y prueba de ello es la baja de 27 por ciento que tuvo la transferencia de carga en Valparaíso”.

“El estado debiera invertir mas en la actividad portuaria, porque si se deja todo en manos de privados, cuando las cosas vayan mal va a producirse muchos despidos y muchos de esos trabajos después no se van a recuperar cuando mejoran las cosas”.

Más pesimista, el presidente de la Federación de Trabajadores Portuarios de Valparaíso, Jaime Bustos, dice que “lo cierto es que no habrá privatización, por lo menos, no hasta el 2011”, aclarando que esto al menos da una oportunidad para evitar la licitación, a la cual se oponen férreamente.

CÁMARA MARÍTIMA

En esta misma línea, el gerente de Operaciones de la Cámara Marítimo Portuaria, Carlos Rivera, comenta que “en una época de contracción económica como la actual, para el Estado no es conveniente licitar, ya que la disposición a la inversión decrece al haber menores volúmenes de carga como consecuencia de una menor actividad comercial internacional y por tanto, las ofertas, probablemente, no serian atractivas para el estado”.

Además, Para Rivera lo mas recomendable en momentos de incertidumbre económica coma la actual, es la cautela frente a este tipo de procesos de tanto impacto económico.

“Por el momento es recomendable la cautela, los efectos de la crisis han sido mayores a lo que se preveía el año pasado y aún sería aventurado señalar plazos y consecuencias de la crisis global para el comercio exterior y por tanto, para la infraestructura portuaria requerida”, explica.

Fuente: El Mercurio Valparaíso

La licitación portuaria de Coquimbo no se concretaría antes del 2012


Dirigentes marítimos aseguran que la indefinición privada permite que sea el Gobierno el que invierta. Gerencia de Epco negó retraso en la adjudicación de la concesión y señaló que el proceso sigue en curso
La crisis financiera mostró su peor cara para tres importantes puertos del país. Esto porque la mayoría de los antecedentes apuntaban a que la empleabilidad sería la más perjudicada por la menor actividad privada. Sin embargo, altas fuentes de Gobierno confirmaron que el proceso de licitación de los sitios de espigón de San Antonio y Valparaíso tendría un retraso -al menos-, hasta el 2010. Para el Terminal marítimo de Coquimbo, las expectativas serían aún más complejas, pues la espera sería hasta el 2012.

Con ello, la palabra empeñada por el Sistema de Empresa Pública (SEP) de dar prioridad al mejoramiento del puerto local se vino al suelo, debido a la delicada situación que vive el mundo en materia económica. Esta coyuntura se tradujo en una rebaja de 98% en el precio del flete, lo que mantuvo a más de 200 buques parados en el mundo durante 2008. Ello hizo replantearse a los distintos interesados en participar de las concesiones, la viabilidad de desembolsar recursos millonarios en un negocio que no pasa por sus mejores momentos.

La noticia, como lo ha hecho desde su génesis, dividió aguas en distintos estamentos relacionados con el ámbito marítimo, pues mientras unos aplaudieron la decisión del Ejecutivo, otros anunciaron paralizaciones.

En el caso del Sindicato de Trabajadores de la Empresa Portuaria de Coquimbo (Epco) y quienes se han opuesto tenazmente a la participación de privados, esgrimieron que era una determinación que se veía venir. “Es algo que conocíamos y que sabíamos que ocurriría, pues el Estado no podía llamar a licitación por la judicialización que ata el proceso. Fue una buena salida política”, señaló el presidente del organismo, Patricio Contreras.

El dirigente -incluso-, da por hecho que será el Estado el que debiera incentivar nuevos planes de modernización. “Es el Gobierno el que debe invertir (...) Es momento que nuestras autoridades definan hacer las inversiones para que el puerto de Coquimbo se potencie, ya que no podemos esperar hasta el 2010 ó 2011 para un dolphin”.

En cuanto al traspaso de la responsabilidad de abrir un nuevo proceso licitatorio a la próxima administración, Contreras asegura que antes del 2012 no habrá obras. “Está claro que será analizado por el próximo gobierno que, sea quien sea, nunca lo hará antes del 2012”, acotó.
Durante esta “lucha”, uno de los principales apoyos que recibió el Sindicato de Epco fue el Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo, que agrupa a entidades sociales, políticas y sindicales de la comuna. El ente mostró su conformidad con el atraso de la concesión.

Celebramos que haya sido la ciudadanía, activa y organizada, la que esté influyendo en la toma de decisiones de las estructuras centralizadoras de poder, pues ha llegado el tiempo que la regionalización y descentralización se alcance más aceleradamente a partir de la participación de la comunidad como actor relevante en el control social”, decía el escrito.
“Hay que destacar la valiosa participación de la ciudadanía porteña, en asumir de manera responsable la defensa del terminal portuario de la región”, sostuvo el Sindicato de Epco también a través de un comunicado.

La palabra de Rengifo. En la otra vereda se encuentran los operarios eventuales, es decir, aquellos que sólo prestan servicios al momento de atracar una nave. Fue este grupo de más de 600 personas que aboga por una pronta entrada de capitales particulares, quienes se pusieron en contacto con el director de SEP, Andrés Rengifo, quien les confidenció que el 2009 el único Terminal que se licitaría sería Coquimbo. Y es a esa palabra empeñada a la que apelan.

“Las concesiones son leyes de la República, por lo que no podrían verse adulteradas. Las informaciones que existen son antojadizas y no se apegan a la normativa”, precisó el presidente del Sindicato de Estibadores y Eventuales, Nelson Santander.

Esa misma disposición mostró el timonel del Sindicato de Movilizadores Portuarios, David Valdivia, quien al igual que Santander, estuvo reunido con Rengifo. "Nosotros queremos que la actividad del puerto se mantenga y para ello es vital que se concesione. No podemos seguir operando sólo tres meses al año”, sentenció.

Si bien su postura es esperar una versión oficial por parte del Ejecutivo, pretenden no dormirse en los laureles y anuncian algunas acciones a seguir. “Estamos organizando paros, porque no estamos dispuestos a quedarnos de brazos cruzados durante nueve meses”, aclaró Valdivia.

En tanto, Nelson Santander, mantiene firme su postura de no dar a lugar compensaciones ni mitigaciones. “Coquimbo carece de trabajo y si no hay interesados, debemos ver qué podemos hacer porque no deseamos compensación ni jubilaciones, sino que estabilidad laboral”, manifestó.

Proceso sigue en curso. En el Gobierno hubo opiniones de distinta índole. Una de ellas fue la expresada por el gerente general de la Empresa Portuaria de Coquimbo (Epco), Miguel Zuvic Mujica, quien prefirió hacer caso omiso a las suposiciones de suspensión del proceso, pues hasta el momento ninguna fuente oficial se ha referido al tema para confirmar o negar las apreciaciones.

“Nosotros como empresa estamos a la espera del pronunciamiento del Tribunal de Libre Competencia, por lo que una vez conocida esa posición el directorio tomará una decisión al respecto y evaluará los pasos a seguir”, añadió Zuvic. En cuanto a si se habían sepultado las esperanzas de ver una modernización en el corto plazo del terminal, Zuvic aclaró que el proceso seguía en marcha.

Durante el 2010, el puerto deberá hacer frente a un aumento en su capacidad de carga, pues de las actuales 300 mil toneladas que moviliza al año, aumentará a un millón de toneladas. Una de las actividades que necesita de condiciones apropiadas para la exportación de sus productos es la fruticultura.

Eso sí, el seremi de Agricultura, Cristián Sáez, respetó la disposición mostrada por el Ejecutivo de frenar las inversiones. “Es una política de Estado y si nuestro Gobierno toma una posición distinta, debemos acatarla”, aseveró.

Agregó que “lo que no debe ser objetable es que el puerto requiere una modernización para hacer frente al aumento del volumen de exportaciones proyectadas por las más de 7 mil hectáreas en formación de uvas, paltos y cítricos, las que han incrementado el embarque por dichas instalaciones”.

Quien sí pidió revisar los planes de adjudicación de sitios marítimos fue el diputado Marcelo Díaz, de manera de implementar nuevas resoluciones para mejorar la infraestructura. “Es una decisión correcta, que va en la lógica de no seguir restándole funciones al Estado, que a veces son vitales”, dijo.

Fuente: http://www.diarioeldia.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=14134&Itemid=162

Licitación de puertos se posterga por efecto de la crisis internacional


Fuentes de gobierno confirmaron que "no están dadas las condiciones" para llamar a licitación de los espigones de Valparaíso, San Antonio y el Terminal de Coquimbo.
El impacto que está teniendo la crisis económica internacional en el transporte de carga marítimo terminó por poner en un congelador la licitación de los puertos de San Antonio, Valparaíso y Coquimbo. El proceso debía iniciarse a fines de 2008 o comienzos de 2009.
Sin embargo, la fuerte caída en las transferencias de carga en los últimos meses de 2008 y en enero de 2009, producto de la contracción económica en los principales países del orbe, terminó por convencer al gobierno que no es el momento de licitar.
Aunque en el Ejecutivo aún no reconocen públicamente la postergación, altas fuentes de gobierno aseguran que no están las condiciones para hacer el llamado este año. "Lo que estamos previendo es que la probabilidad de éxito de una licitación en un corto plazo en este escenario es bastante más compleja. No están dadas las condiciones de mercado para hacer licitaciones", señaló una fuente de gobierno que conoce el proceso.
Incluso, aseguran que estaría internalizado que la decisión la deberá tomar el próximo gobierno en marzo de 2010.
Tanto en la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) como de San Antonio (Epsa), aseguraron que se sigue con los estudios para la licitación. Sin embargo, en EPV reconocieron que la licitación podría concretarse hacia el segundo semestre de 2010. Entre ambos terminales se requieren inversiones por casi US$ 800 millones.
Dos causas estarían tras esta nueva postergación. En EPV reconocen que la crisis económica afecta el proceso, lo cual se verifica en las cifras de enero de 2009 (ver recuadro). De hecho, en una carta enviada el 23 de enero de este año a trabajadores del puerto, el presidente de EPV, Germán Correa, reconoce que "difícilmente la entrega de la nueva concesión podría ocurrir antes de 2010".
"Hay una caída en el crecimiento de la demanda -que es lo que da la rentabilidad a los negocios portuarios. No se prevé que se expanda como se pensó lo haría el año pasado; los mercados financieros están más estrechos y los operadores portuarios tienen más problemas", dice una fuente del gobierno para justificar la postergación.
El presidente del sindicato 1 del puerto de Valparaíso y director de la estatal, Hernán Bravo, asegura que hasta ahora no se ha detenido nada y la crisis no necesariamente implica detener el proceso.
Otro elemento que influiría en el retraso serían las consultas que hicieron las firmas portuarias ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (Tdlc) respecto de quiénes podrán participar de la eventual licitación. Fuentes de los puertos indican que este tribunal recién estaría en condiciones de fallar frente a las consultas a fines de este año, por lo tanto, este es el elemento más importante que afecta el avance de la licitación.
No obstante, quienes saben del proceso aseguran que Tdlc está en condiciones de dar su dictamen en el primer semestre de este año.
En el puerto de San Antonio señalan que el proceso no se ha detenido y que aguardan la decisión del Tdlc para ver si avanza la licitación.
En la Empresa Portuaria de Coquimbo, en tanto, el representante de los trabajadores en el directorio de Coquimbo, Patricio Contreras, asegura que en la firma no ha habido avances en el tema.
Fuente: La Tercera
Ver opiniones: http://latercera.com/contenido/655_100341_9.shtml

martes, 10 de febrero de 2009

Licitación del Terminal 2 de Valparaíso queda para el 2010

No antes del segundo semestre del 2010 finalizará el proceso de adjudicación del esperado Terminal 2 del puerto de Valparaíso, a pesar de que el llamado a licitación estaba propuesto para agosto del año pasado.
Este terminal permitirá absorber el aumento en el comercio exterior previsto para los próximos años. La administradora del terminal marítimo, Empresa Portuaria Valparaíso (EPV), explicó -ante la consulta de El Mercurio- que se sigue trabajando en los estudios necesarios, pero que el llamado a presentar ofertas no se realizará antes de fin de año.
¿Las razones? En EPV reconocieron que el cambio en la fecha se debe a que la crisis económica internacional ya está afectando a los sectores de transporte marítimo -portuario y naviero- y a la demora en la tramitación de una consulta sobre las condiciones de este nuevo proceso hecha ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), respecto de si es factible o no que los actuales concesionarios participen del nuevo proceso.
EPV ya había enviado al Sistema de Empresas (SEP) una copia con las bases de la licitación y del contrato respectivo.
Además, Puerto Valparaíso informó sobre una caída de 27,3% de la transferencia de carga durante enero, logrando un total de 653.780 toneladas en el primer mes del 2009.
El movimiento de TEUs -que equivale a un contenedor de 20 pies- bajó 19,5% al transferirse 64.867 toneladas, bastante menos que las sobre 80 mil de igual mes del año anterior.
A fines de este año se realizará el llamado a presentar ofertas.
Fuente: El Mercurio

lunes, 9 de febrero de 2009

Reducen clasificación de riesgo a CSAV, y expertos ven difícil 2009 para navieras y puertos

Negocio del transporte marítimo enfrenta un período de muy baja demanda y de dudas respecto del futuro de las compañías que participan en el sector. Standard & Poor's aplicó drástica baja a rating de Sudamericana de Vapores.
Una drástica reducción en su clasificación de riesgo, desde BB+ a BB-, hizo Standard & Poor's a la Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV), la empresa perteneciente al grupo Claro y que es considerada la firma chilena más globalizada.
Además, puso en revisión especial -y con implicancias negativas- la supervisión de esta compañía. Para S&P, CSAV se encuentra en una compleja situación en su desempeño operativo y financiero, lo que redunda en una posición débil de su liquidez.
"La clasificación de CSAV refleja su débil perfil de negocios, que se caracteriza por una modesta posición competitiva en el volátil mercado de transporte marítimo de contenedores, como resultado de una débil eficiencia operativa, particularmente en rutas largas, como los tráficos de este a oeste", plantea el analista Diego Ocampo, de Standard & Poor's.
¿Qué consecuencias podría tener esto para la compañía? Para la economista de Nevasa Dolores Roeschmann, sólo se elimina la posibilidad de que CSAV pueda emitir un bono en el mercado extranjero, pero no hay cambios en relación con la opción de hacerlo en Chile.
"En general, las empresas chilenas tienen dificultades para emitir deuda afuera. Que la hayan bajado a ese nivel elimina la probabilidad de colocar deuda afuera, pero dentro del país es más fácil", plantea la experta.
Cristina Acle, de CorpCapital, dice que un problema complejo para analizar a CSAV es que no es dueña del 100% de sus buques, porque la firma que los posee pertenece sólo en 50% a la naviera del grupo Claro. Esto hace difícil saber el total de la deuda de la empresa, plantea.
"El negocio de Vapores se ha deteriorado más que el resto de la industria y ha ido perdiendo mercado. Prueba de eso es el anuncio de que va a cerrar una ruta entre Asia y Europa del norte", complementa Acle.
Sector, de mal en peor
El índice Mar Báltico, que representa el movimiento de graneles en las 23 principales rutas del mundo, acumula a diciembre una caída de 95% en sólo cinco meses, dando luces del complejo momento que vive el transporte marítimo.
Esto además está complicando el desarrollo de proyectos portuarios, explica una fuente del sector. "Los operadores ligados a navieras están afectados con la mayor caída de los precios de los fletes que recuerde la historia, por lo cual no cabe duda de que sus capacidades financieras se reservarán para el negocio principal", señala.
La realidad en los puertos chilenos valida el diagnóstico. El Terminal de Valparaíso -TPS, ligado al grupo Von Appen- presenta hoy una ocupación cercana al 50%, mientras que el Terminal STI, de San Antonio, no supera el 25%, situación que podría empeorar con la contracción proyectada para el comercio exterior en 2009.
US$ 641mil ganó en 2008 CCNI, naviera ligada al grupo Urenda. Revirtió así las pérdidas por US$ 13,7 millones que registró durante 2007.
US$ 38 millones perdió la Compañía Sudamericana de Vapores durante el año pasado. Para mejorar sus cifras, decidió cerrar rutas.
Fuente:diario.elmercurio.com, foto fenatraporchi

Coquimbo, lugar de aguas inquietas

Se ha señalado que el cuello de botella del desarrollo regional está en las condiciones del actual Terminal portuario, por ello existe la opinión común de que debe ser modernizado. El problema surge cuando se debe determinar la forma en la cual realizar los mejoramientos
En el puerto de Coquimbo está endosado el futuro de la Región de Coquimbo. Ejemplos de ello hay muchos. Las empresas mineras necesitan un lugar desde donde exportar su producción, al igual que los agricultores con sus uvas, paltas y cítricos. A todo lo anterior, se debe sumar el potencial que significaría la apertura durante todo el año del paso internacional Agua Negra, lo que implicaría tanto la exportación de grandes volúmenes de carga provenientes desde la zona central de Argentina, como también la importación de todo tipo de productos que vienen desde los países asiáticos, principalmente China.
Lo malo es que este terminal portuario sólo tiene dos molos de atraque, tecnología antigua y se emplea intensivamente durante pocos meses en el año. Es así que existe un clamor popular para que este lugar sea modernizado y mejorado para que pueda atender a un mayor número de embarcaciones con eficacia.
Donde no hay un común acuerdo es en la forma en la cual deben financiarse las obras necesarias.
Por un lado está la postura del gobierno, la cual plantea la entrega en concesión del recinto a un solo privado, al igual como se ha hecho en otros puertos del país que han colocado a Chile en la cima de la infraestructura portuaria en Latinoamérica. En el lado contrario están quienes rechazan la privatización, ya que advierten que se creará un monopolio que atentará contra la libre competencia, por lo que sugieren que las inversiones respectivas las haga el Estado. EL TRIBUNAL En agosto del año pasado, Rodrigo Azócar, el entonces presidente del Sistema de Empresas Públicas, entidad que administra este terminal, dio a fines de 2008 como plazo para realizar el llamado a licitación del puerto de Coquimbo, meta que no se cumplió. De esta manera confirmaba que el camino elegido por el gobierno era la privatización.
En esa oportunidad también indicó que un borrador de las bases de la licitación respectiva fue enviado al Tribunal de Libre Competencia para su aprobación. A la fecha este trámite aún no concluye. Miguel Zuvic, gerente de la Empresa Portuaria de Coquimbo, sostiene que actualmente en este proceso para asegurar su transparencia "están interviniendo los distintos actores".
Según lo estipulado en las bases de licitación, el privado debiera introducir tecnología que permita atender simultánea y rápidamente a 2 naves de 190 metros. A ello se agregaría un espacio exclusivo para el arribo de cruceros. Para todo esto se estima una inyección de recursos que alcanzaría los 14 millones de dólares, inversión que de acuerdo a las autoridades "por ley tienen que ser hechas por privados". EL APOYO Diversos son los actores que han aplaudido la privatización del puerto. El presidente de la delegación La Serena de la Cámara Chilena de la Construcción, Marcelo Castagneto, sostiene que la única forma para impulsar la modernización de este terminal es a través de concesiones. El dirigente indica que no debiera pensarse en efectos negativos en el empleo, por el contrario, opina que al modernizarse se traerá mayor carga, lo cual se traducirá en más movimiento y dinamismo económico.
Rodrigo Díaz, gerente de la Corporación para el Desarrollo de la Cuarta Región, CIDERE, aseveró que "es sabido que tecnológicamente este terminal tiene un atraso de 20 años, por lo que su modernización es necesaria", especialmente porque considera que la región tiene el volumen de carga suficiente para rentabilizar su actividad.
Los integrantes del Frente Agua Negra, quienes promueven la integración física, cultural y comercial con Argentina a través de este paso internacional, también son de la idea de que el puerto debe tener una mejora sustancial, por lo que su postura, según lo señalado por Carlos Martin, presidente del organismo, es incluir en su agenda de trabajo este tema para que avance lo más rápido posible.
El presidente en la zona de la Cámara Marítima de Chile, Carlos Chaparro, considera que las mejoras en el puerto tienen suma urgencia y agrega que la modernización también debe darse en el entorno, especialmente en lo que se refiere a las vías de acceso terrestre, pero advierte que no hay ninguna solución viable que asegure el expedito tránsito de los camiones. EL RECHAZO Las críticas, en tanto, son efectuadas por los miembros del Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo, FDPC, entidad compuesta por empresarios, dirigentes gremiales, concejales y consejeros regionales, entre otros actores sociales. El empresario Carlos Oros, vocero de este movimiento, aclara que son varios puntos los que les causan preocupación. Uno de ellos y quizás el más importante es que prevén que con la entrega en concesión del puerto a un solo operador se atentaría con la libre competencia, ya que se dejaría afuera a empresas que por años han trabajado en este terminal. Marviola Rivera, presidenta de la Cámara de Comercio de Coquimbo, añade que dentro de las instalaciones portuarias "se desarrollan operaciones comerciales de un conjunto de empresas privadas cuya regulación la realiza EPCO, empresa estatal, propietaria de las instalaciones portuarias, que desde hace una década ha ido entregando utilidades al Estado". Estas actividades, advierten, ahora las desarrollaría exclusivamente quien se adjudique la concesión.
El consejero regional, José Montoya, precisa que otro aspecto que se debe considerar es que este puerto, con sus actuales condiciones, a la fecha ha sido rentable. "Hoy día la administración actual tiene cifras azules, es una empresa rentable y que garantiza que cualquiera que quiera generar un negocio allí (en el puerto) lo pueda hacer, porque hay libre competencia y es regulada por el Estado".
Además, según Oros, el modelo de negocios planteado en el borrador de las bases de licitación manifiesta que este terminal se extendería al sur, donde se desarrolla el turismo y la gastronomía. "Ese lugar sería utilizado como puerto seco, llenándolo de containers y de todo tipo de cargamento", aseveró. LAS PROPUESTAS En forma paralela a esta disputa que se está desarrollando en las calles y reparticiones de la comuna de Coquimbo, se han efectuado otras propuestas, las cuales apuntan a desarrollar un plan maestro para este terminal marítimo, efectuar cambios al plano regulador comunal o, simplemente, buscar otros lugares donde construir nuevos puertos.
El autodenominado Comité de Alternativas Portuarias, sugiere efectuar una ampliación de los muelles de atraque hacia el norte. Hugo Hinrichsen, capitán de alta mar, sostuvo que en noviembre del año pasado se le envió una carta al alcalde Óscar Pereira expresando una serie de observaciones al plano regulador de esa comuna, instrumento de desarrollo territorial que está en proceso de aprobación y en el cual quedan establecidos los usos que debe tener el suelo, entre otras utilidades. Allí, entre otros planteamientos, sugiere construir un gran muelle de atraque y un rompeolas, como también propone realizar cambios a la zona que está incluida como conservación histórica y destinarla a usos portuarios y desarrollar la futura Avenida Los Changos para que por allí circulen los camiones con sus cargas y donde se pueda habilitar un puerto seco.
Otro planteamiento que tiene que ver con el destino portuario de la Región de Coquimbo la mencionó el intendente Ricardo Cifuentes el pasado 23 de enero mientras se realizaba una conferencia sobre la integración con Argentina, en la cual la máxima autoridad de gobierno informó que este año se llevaría a cabo un estudio para poder determinar los mejores lugares para construir nuevos puertos.
Cifuentes justificó esta iniciativa en el hecho de que Coquimbo tiene hoy día una capacidad para un millón doscientas mil toneladas, las cuales podrían incluso duplicarse, pero que si se concreta la integración física con la vecina nación y se materializa la existencia de un corredor bioceánico, "podríamos quedar cortos". Respecto a esta propuesta, Hugo Hinrichsen señaló categórico que "no hay para qué buscar nuevos lugares, sino mejorar lo que hay", opinión que es compartida por casi la mayoría de los actores que tienen que ver de una u otra manera con el destino económico de Coquimbo, nombre con el que fue bautizada la zona por las culturas precolombinas y cuya traducción significa lugar de aguas tranquilas.
Fuente: http://www.diarioeldia.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=13942&Itemid=162

miércoles, 4 de febrero de 2009

Toma fuerza el rechazo a la privatización del puerto

Entidad compuesta por empresarios, dirigentes gremiales y autoridades están aunando fuerzas
El borrador de las bases de licitación del puerto de Coquimbo hoy está en estudio por parte del Tribunal de la Libre Competencia. Una vez que el documento respectivo salga de esa entidad, recién se podrá llamar a los privados que estén interesados en operar en este Terminal portuario para que presenten sus propuestas.
A la fecha, se han levantado voces que manifiestan reparos a la forma en la cual se está llevando adelante este proceso, incluso se critica la proyección realizada en el Plano Regulador de la comuna. Quienes están liderando las críticas son los miembros del Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo, FDPC, entidad compuesta por empresarios, dirigentes gremiales, concejales y consejeros regionales, entre otros.
El empresario Carlos Oros, vocero de este movimiento, indica que existe coincidencia entre los que quieren privatizar y los que no en cuanto es necesario modernizar las instalaciones, pero la diferencia es el método.
El Estado, a través del Sistema de Empresas Públicas, se ha inclinado por la entrega del puerto a un solo privado para sus operaciones, quien para ello debiera invertir unos 14 millones de dólares. El FDPC en cambio sugiere que el Estado financie las mejoras, lo cual tendría un costo que bordea el millón de dólares.
NO HAY LIBRE COMPETENCIA.
Uno de los aspectos que más critican es que actualmente en este puerto operan varias empresas privadas, con lo cual de acuerdo a Oros, "se desarrolla el libre mercado a plenitud", lo cual garantizaría "a todos los embarcadores, que tienen un precio acorde, que se les va a prestar un buen servicio". Además, a juicio de Oros, la fiscalización de este mercado la debe seguir realizando el Estado, con lo cual se logra un consenso entre quienes tienen la postura más neoliberal y de los que buscan que el Estado sea más partícipe en estas materias.
Marviola Rivera, presidenta de la Cámara de Comercio de Coquimbo, coincide con Oros en esta materia. La dirigenta precisa que dentro de las instalaciones portuarias "se desarrollan operaciones comerciales de un conjunto de empresas privadas cuya regulación la realiza EPCO, empresa estatal, propietaria de las instalaciones portuarias, que desde hace una década ha ido entregando utilidades al Estado".
Es esto último lo que sustenta la posición crítica de los integrantes de este frente, ya que se preguntan cuál es la necesidad de privatizar un terminal que está siendo rentable, incluso, con condiciones de infraestructura que requieren mejoras. El consejero regional, José Montoya, sostiene que "hoy día la administración actual tiene cifras azules, es una empresa rentable y que garantiza que cualquiera que quiera generar un negocio allí (en el puerto) lo pueda hacer, porque hay libre competencia y es regulada por el Estado".
De esta manera, lo que se pide es que sea el Estado el que realice las necesarias inversiones, para lo cual "sólo se necesita voluntad política", según Oros, ya que acciones como éstas se han realizado en otros puertos del país.Marviola Rivera añade que lo ideal es que la Presidenta Michelle Bachelet pueda resolver que con dineros públicos se realice a la brevedad la construcción de un dolphin que "permitiría atender simultáneamente a trasatlánticos y el movimiento de carga". Los costos de esta primera inversión en al más corto plazo, sostiene la dirigenta, no superan los 500 millones de pesos y su realización no demora más de 90 días. De igual manera, el FDPC plantea que se debieran realizar estudios de inversión para construir un nuevo molo de atraque, el cual "permitiría con nueva tecnología dejar a este pequeño puerto de Coquimbo convertido en un gran terminal portuario".
Esta idea es compartida por José Montoya, quien expresa que "a través de un Decreto Supremo" se puede autorizar a la actual administración del puerto a invertir lo necesario para la construcción de la nueva infraestructura que permitiría atender a dos buques, más a un crucero, lo mismo que sugieren las bases de licitación.
EL NEGOCIO.
Otro punto que es motivo de rechazo por parte del FDPC es que con el actual modelo de negocio el puerto se extendería hacia el sur, perjudicando la actividad turística, comercial y gastronómica que se desarrolla en ese sitio. "La licitación de las instalaciones portuarias causaría un tremendo impacto en la comunidad ya que ésta contempla intervenir desde las actuales instalaciones de puerto hacia la caleta de pescadores, bello sector que hoy es el lugar de mayor afluencia de turistas de la Región de Coquimbo", indicó Rivera.
Carlos Oros expresa que ese lugar sería utilizado como puerto seco, llenándolo de containers y de todo tipo de cargamento.
En suma, los críticos a la privatización ven con la entrega del puerto a un privado la generación de un monopolio que, de acuerdo a José Montoya, "puede afectar a las exportaciones".
El Gobierno, a través del intendente Ricardo Cifuentes y del ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, entre otros, a la fecha ha indicado que el proceso de entrega en concesión del puerto sigue adelante. Las autoridades afirman que bajo este mecanismo se asegurarían las inversiones que la región requiere.
Fuente: http://www.diarioeldia.cl/index.php?option=com_content&task=view&id=13570&Itemid=162

Puertos chilenos se preparan para una baja en las toneladas de carga movilizada para este año

A la hora de mirar el 2009 las perspectivas de crecimiento para la actividad portuaria no son positivas. Según el Banco Central, las exportaciones caerían alrededor del 30%, mientras que las importaciones en torno a 15% este año.

“Apostaría a que vamos a tener un mercado bastante parejo, sin crecimiento e incluso podríamos proyectar alguna baja en los volúmenes” señala Roberto Zilleruelo, gerente general del Terminal Pacífico Sur, TPS. Concuerda con él Fernando Ugarte gerente general de Iquique Terminal Internacional “lo más probable es una baja en los volúmenes de carga movilizados”.

En el sur del país la preocupación por el futuro del negocio portuario es mayor, debido a la disminución en las ventas de los productos forestales, “creemos que la carga movilizada puede caer 10% en la región” señala un ejecutivo de Puerto Lirquén.

Por su parte, en la Cámara Marítima Portuaria si bien proyectan una baja, no prevén que esta sea muy pronunciada. “Dependemos de lo que haga el comercio exterior chileno” señala Rodolfo García, vicepresidente ejecutivo de la entidad, “en el caso de la fruta no se esperan caídas importantes, pero si vamos a tener retrocesos en los productos forestales”, indicó.
Mayor preocupación muestra Gastón Bastías, gerente general de Antofagasta Terminal Internacional “hay proyectos mineros que se detuvieron por US$10.000 millones, esto hace que haya menos movimiento de carga y de maquinaria. Creo que tendremos un año 2009 complejo”.

Optimistas

Aún así, algunos confían en que crecerán, esto por contratos firmados con anterioridad o por los tipos de productos principales con los que trabajan. “En general estimamos un año 2009 similar al 2008, con cifras muy similares” sostiene Sergio Azócar, subgerente comercial de Puerto Ventanas. En el Puerto Angamos también proyectan un buen año “en nuestro presupuesto está considerado un crecimiento del 9%” dice Emilio Bouchon, gerente general, aunque estima que serán una excepción en la industria”. Ello se debe a que por sus instalaciones entrarán al país las nuevas centrales eléctricas y las maquinarias de los nuevos proyectos mineros.

Es por esto que los esfuerzos de las empresas para este año van enfocados a mejorar los procesos “vamos a poner énfasis en cómo mejoramos nuestra productividad, nuestra creatividad en los procesos, de modo de hacerlos más eficientes” dice Bastías.

De todas maneras al menos quedan los buenos resultados de 2008, que fue un buen año para la gran mayoría de los puertos del país, con tasas de crecimiento de 9% en carga movilizada y ventas históricas para el conjunto de los 10 principales puertos del país.

Este crecimiento ha sido constante desde la privatización portuaria iniciada a finales de los ‘90, “El modelo chileno de privatización de los puertos ha sido todo un éxito” señala Roberto Zilleruelo, “la prueba está en que los puertos de nuestro país son los más eficientes de Latinoamérica” además de ser “los más baratos de la región” agrega. Razón por la cual tampoco esperan que la caída en la carga movilizada repercuta en las tarifas, las que no sufrirían mayores cambios en el transcurso del año. Los puertos chilenos siguen siendo altamente competitivos en el entorno latinoamericano.
Fuente:estrategia.cl,

martes, 3 de febrero de 2009

Acciones del FDPC, durante la semana

Las diversas agrupaciones que conforman el FDPC (Frente Defensa Puerto Coquimbo), continúan desarrollando acciones tendientes a lograr la suspensión del proceso licitatorio. En esta oportunidad y dentro de las actividades programadas por el Gobierno Regional ante la visita a nuestra zona, del Ministro de Obras Públicas don Sergio Bitar, el presidente comunal del Partido Por La Democracia (PPD), don Roberto Figueroa logró acceder al Ministro quien en un gesto propio de su persona, se dio el tiempo necesario para atender a la solicitud del representante político local, quien junto con solicitarle su participación más activa en el tema, se le reiteró la necesidad de suspender la licitación del puerto estatal regional.
El ministro quien se hizo acompañar por la Seremi de Obras Públicas, manifestó que aunque estaba conciente de la dificultad que existía en invertir por parte del estado en infraestructura portuaria, también había recibido la misma inquietud por parte del legislador por el Distrito 7 diputado Marcelo Díaz, quien al igual que los parlamentarios del Distrito 8, diputados Patricio Walker y Francisco Encina, rechazaban la licitación del recinto estatal. Por tanto se comprometía a seguir recabando la información necesaria que posibilite potenciar el recinto portuario con recursos del estado.
Fuente Fenatraporchi.cl
Ante las declaraciones, la semana pasada durante la conferencia brindada en La Serena por el ministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Foxley, salió a la discusión el futuro del puerto de Coquimbo, donde algunos dirigentes expresaban que en el tema de la integración con Argentina a través de Agua Negra se hablaba mucho de la construcción de un túnel y de obras viales, pero que nada se decía respecto a la necesaria modernización del principal Terminal portuario de la región. Fue allí cuando el intendente Ricardo Cifuentes tomó la palabra y anunció que próximamente se realizaría un estudio para prospectar la región y ver dónde existen condiciones para la construcción de nuevos puertos.
Cifuentes fue claro al señalar que "vamos a iniciar este año un estudio para identificar nuevos lugares de puerto". La justificación para efectuar este trabajo, añadió la máxima autoridad de Gobierno en la zona, se basa en el hecho de que Coquimbo tiene actualmente una capacidad para un millón doscientas mil toneladas, las cuales podrían incluso duplicarse, pero que si se concreta la integración física con la vecina nación y se materializa la existencia de un corredor bioceánico, "podríamos quedar cortos", precisó.
Estas declaraciones de Cifuentes sorprendieron a los presentes, como también a funcionarios de Gobierno.
Patricio Contreras, Vicepresidente de Fenatraporchi, - opinó -en el “Semanario Tiempo”: Que los anuncios del Intendente es parafernalia política, que no hay nada. Ni siquiera existe un privado interesado en el Puerto de Coquimbo. Lo que se esta haciendo es entregándolo, ofreciéndolo, pero hasta ahora no hay nadie que tenga interés. Según Contreras- estos temas surgen en periodos de elecciones como el tema del Paso de Aguas Negras – agrega además- “Es bueno que exista mas puertos en la región y ha eso no nos oponemos, nos oponemos al monopolio portuario”

Portuarios paran y piden respuestas en relación a las pensiones administrativas y protección social para los trabajadores afectados producto de la Lic

La medida se llevó a efecto luego de que la semana pasada, el titular de EPV no respondiera satisfactoriamente, según los trabajadores, a los requerimientos planteados a través de una carta enviada en octubre pasado, que pedía clarificar las condiciones y los mecanismos que se utilizarán con aquellos trabajadores que, producto de la licitación del espigón -prevista para este año-, deban ser despedidos de sus funciones.
La paralización fue convocada por Cotraporchi, que agrupa al 80% de los trabajadores del puerto, integrados por los Sindicatos 1 y 2 de Estibadores, Report, Sitramport (Cosem), Uniport, Ultraport y Auxiliares de Embarque.

Germán Correa, presidente del directorio de la Empresa Portuaria de Valparaíso, puntualizó que "el acuerdo que hay con los trabajadores es que el 12 de febrero se entrega un respuesta definitiva y si no hay acuerdo cada uno tendrá libertad de acción".
Finalmente indicó que "hay potenciales afectados y un universo de los trabajadores que hemos conversado con los trabajadores. Hay ciertos parámetros que están establecidos como números de turnos, el cierre al 31 de diciembre del 2007, para que no haya gente que se meta por la borda. Estamos en torno a mil 200 trabajadores, incluso un poco más. Los parámetros básicos están establecidos, el tema donde hay que avanzar es en los tipos de mitigaciones que van a poder administrarse para los casos que sean afectados. Es complejo porque no son trabajadores de EPV ni del Estado, son trabajadores de privados y por lo tanto la base legal es compleja. Además, cuando la gente escucha cifras fuera de la realidad, cualquier cosa que uno después este dispuesto a entregar, obviamente que no va a cumplir con sus expectativas".
Fuente:mercuriovalpo.cl

Voto Político Consejo Directivo Nacional Ampliado

El 8° Congreso Nacional Ordinario y Extraordinario, realizado los días 4, 5 y 6 de abril de 2008, asumió que la sola lucha sindical no permitirá conquistar las demandas contenidas en la Plataforma de Lucha y Programa de la Central Unitaria de Trabajadores y que era necesario pasar a jugar un papel activo en la arena política respaldando a los dirigentes sindicales que se presentaran a las elecciones municipales pasadas y levantando candidaturas propias a las próximas elecciones parlamentarias.
Bajo este mandato, el Consejo Directivo Nacional Ampliado enfrentado a la próxima coyuntura electoral acuerda lo siguiente:
1.- Sobre las próximas elecciones Presidenciales del País, la CUT presentará su programa y plataforma a los Candidatos Presidenciales de la Concertación y el Juntos Podemos, para establecer compromisos respecto de los temas laborales.
El movimiento sindical tiene claridad de que un Gobierno de derecha significa perdidas de derechos sindicales y condiciones laborales. La CUT jamás apoyará una candidatura presidencial de derecha.
2.- Sobre las Elecciones Parlamentarias, la CUT reafirma su llamado a las fuerzas políticas progresistas y democráticas que junto a la Central han formado parte del Parlamento Social y Político para que en base a una plataforma mínima que permita enfrentar la crisis económica, conformen un acuerdo electoral parlamentario que permita cambiar la actual composición del congreso constituyendo una nueva mayoría democrática que permita avanzar en justicia social y democracia para chile.
Para este acuerdo, entre los partidos políticos de la Concertación, el Juntos Podemos y la CUT, ponemos al servicio de los intereses democráticos del país a un conjunto de dirigentes sindicales de probada trayectoria en la lucha por la democracia y la justicia social. Proponemos como candidatos de la Central Unitaria de Trabajadores a nuestros Consejeros Nacionales compañeros Arturo Martínez, María Rosas, Cristian Cuevas, René Tabilo, Jaime Gajardo y Esteban Maturana y a líderes de organizaciones afiliadas a la Central como el Compañero Raúl de la Puente y Jorge Matute, entre otros, cuya viabilidad será conversada con los partidos políticos.
La CUT no está por la dispersión y su objetivo político es claro. Construido este acuerdo, los candidatos de la CUT podrán postularse en las listas que estimen pertinentes por afinidad o militancia política, siempre y cuando estas listas formen parte de un acuerdo electoral para terminar con la exclusión y construir una nueva mayoría democrática en el parlamento que permita que las políticas sociales no se sigan dilatando por el peso de la derecha.
Desde ya, la CUT buscará sortear las limitaciones legales que impone el actual sistema electoral excluyente, asegurando que pese a las prohibiciones, los dirigentes que postulen a un escaño parlamentario, mantengan su condición de Consejeros Nacionales de la CUT, cargos ganados democráticamente en el último proceso electoral.
Este acuerdo es la implementación de la resolución de un congreso que contó con la participación de casi 2 mil delegados de todos los sectores de trabajadores afiliados a la Central y este voto político es la resolución de un Consejo Directivo Ampliado que cuenta con la participación de 45 CUT provinciales y zonales y más de 300 dirigentes representativos de las organizaciones afiliadas a la CUT.
Nos comprometemos a apoyar y trabajar por los candidatos que surjan de este acuerdo, siendo activos en orientar a nuestros representados en cada distrito del país. Que el parlamento tenga más y mejores representantes de las demandas sociales no nos es indiferente.
Nuestro objetivo e invitación a los partidos políticos democráticos y progresistas es claro, tal como lo resolvimos en el Congreso Nacional y lo señalamos en el discurso del pasado Primero de Mayo: “Se trata de a generar una acuerdo amplio, unitario y convergente, que se exprese en un acuerdo electoral para terminar con la exclusión y avanzar a construir una nueva mayoría democrática parlamentaria que posibilite avanzar en igualdad social y profundice la democracia en nuestro país.
Fuente: Cut

domingo, 25 de enero de 2009

Actividades realizadas por el Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo


A fin de mostrar la acción de la organización ciudadana local, a los demás participantes de la discusión en el tema portuario, tanto nacional como regional, el día Jueves 22 de Enero el Representante del Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo, don Carlos Oros Rojas, junto con el presidente del Sindicato puerto de Coquimbo (EPCO) Patricio Contreras Villalobos, efectuaron diversas reuniones en la ciudad de Valparaíso.

La primera cita se efectuó en la Sede de la Asociación de Navieros de Chile (ASONAVE), donde fue recibido por el Vicepresidente Ejecutivo de la entidad naviera, don Carlos Manterola, quien junto con agradecer la visita, y felicitarlo por las acciones realizadas por el FDPC, le manifestó la mejor disposición de la entidad que representa, en apoyar todas las gestiones que sean necesarias, a fin de detener el proceso privatizador impulsado por el Gobierno.
En la oportunidad también el representante de la comunidad de la cuarta región, recibió material de apoyo jurídico, antecedentes que permitirán potenciar la defensa del Terminal portuario local en las próximas acciones a desarrollar por la entidad porteña.
Es importante destacar la disposición del ejecutivo naviero, quien gustoso aceptó la invitación como expositor en un evento de discusión de la problemática portuaria a efectuarse próximamente en la Región. de Coquimbo.

Las reuniones siguientes se realizaron en el Congreso Nacional, iniciando las audiencias con el parlamentario por el Distrito 8, diputado Patricio Walker Prieto, quien informó de las gestiones que está realizando al interior del Ejecutivo. El diputado le reiteró al Vocero del FDPC, su irrestricto apoyo, asegurándole que reiterará la solicitud realizada al Ministerio de Hacienda, que permitan potenciar el puerto sin necesidad de licitarlo.

Posteriormente, don Carlos Oros Rojas, durante el receso de la sesión que se estaba realizando, fue recibido por el Presidente de la Cámara, Diputado Francisco Encina Moriames, quien le manifestó también su respaldo a las gestiones que realiza la entidad ciudadana local, compromiso que se manifestó posteriormente, al realizar de inmediato, junto con el diputado Walker, la solicitud de audiencia a la Presidenta de la República a fin de pedirle directamente su intervención.

A las 14:00 horas el Vocero, se reunió con don José Manuel Mancilla quien forma parte del Staf de profesionales asesores con que cuenta FENATRAPORCHI, instancia en que junto con entregarle el reconocimiento de nuestra organización nacional, al trabajo realizado por la comunidad representada en la persona de don Carlos Oros, se analizaron las futuras acciones del FDPC y la estrategia a seguir a fin de lograr los mejores dividendos en la tarea emprendida.

En horas de la tarde, en la ciudad de Santiago, el contacto se realizó con el Senador de la Región de Coquimbo, don Jorge Pizarro Soto, quien también comprometió una participación más activa en el tema en discusión, comprometiéndose a contactarse con los Diputados Walker y Encina, a fin de sumarse a las gestiones que estos realicen.


Fuente: fenatraporchi.cl

sábado, 24 de enero de 2009

Reuniones con las principales autoridades políticas sostuvieron los integrantes del Frente de Defensa del Puerto de Coquimbo (FDPC).

El día Miércoles 14 se reunió con el Intendente Regional, don Ricardo Cifuentes Lillo, una delegación de la organización mencionada compuesta por las siguientes personas: en representación de los concejales de la comuna don Alejandro Campusano, del CORE Consejero Regional don José Montoya , por la Juntas de Vecinos de la Comuna de Coquimbo don Sergio Pizarro, por los Partidos Políticos, sra. Caterina Simoncelli, por el sector laboral Patricio Contreras y por los empresarios don Carlos Oros Rojas, actuando este último, en calidad de Vocero de la Delegación.

Los directores le señalaron a la primera autoridad política regional las críticas respecto del proceso de licitación del recinto portuario, manifestándole el absoluto rechazo de la comunidad porteña a dicha medida.

El Intendente, luego de valorar la presencia de la delegación argumentó que efectivamente había realizado todas las gestiones tendientes a buscar una solución al Puerto de Coquimbo, pero ante la imposibilidad de éxito estima que solo queda esperar el resultado de la licitación.

Sin embargo, en el marco de la visita de la presidenta a nuestra región, se comprometió a hacerle llegar una nota redactada por el FDPC y a la vez solicitarle nuevamente su intervención ante la problemática señalada.


El Día Jueves 15, los representantes del FDPC, se reunieron con el Gobernador Provincial, don Rolando Calderón Aránguiz, al que junto con informarle de la conformación de dicho conglomerado, y entregarle copia de la carta dirigida a la Presidenta de la República, le solicitaron su intervención ante la autoridad central a fin de evitar el proceso licitatorio programado.

En horas de la tarde del día Jueves 15, se realizó una reunión entre el Vicepresidente del Directorio de la Empresa Portuaria Coquimbo, don Renán Fuentealba Moena, y el Vocero del FDPC don Carlos Oros Rojas.
El representante de la comunidad porteña, le reiteró al ex intendente de la región y actual director de EPCO, las críticas al proceso licitatorio, la falta de discusión del mismo y la nula participación ciudadana en un tema que afectaría directamente a nuestra región.
El Vicepresidente del Directorio EPCO, junto con valorar la actitud de la comunidad porteña en defender el patrimonio del estado, recalcó que el Directorio aún no ha acordado llamar a licitación del recinto portuario y que solo se está a la espera de la respuesta del TDLC, ante la consulta efectuada por la empresa.

Fuente: fenatraporchi.cl

Ver comentarios: http://www.latercera.com/contenido/664_93737_9.shtml

viernes, 16 de enero de 2009

Nueva Presidenta del Consejo del SEP

Mónica Singer, quien hasta ahora era directora ejecutiva del Sistema de Empresas Públicas (SEP), fue designada por la Presidenta Michelle Bachelet como presidenta del organismo en lugar de Rodrigo Azócar, gerente general de Enap desde el 2 de enero pasado.Singer aseguró que continuará con el foco de gestión del SEP, y agregó que "estamos desarrollando una plataforma informática que aporte al Gobierno Electrónico para lograr mayor eficiencia, entregar un mejor servicio y favorecer la participación ciudadana". Sobre los desafíos del metro, comentó que "mi preocupación será que la empresa continúe exhibiendo los progresos que ha mostrado". Agregó que el SEP está "preparado y dispuesto" a ingresar al sistema a cualquier empresa que se lo requiera. En esta misma línea, y respecto de la incorporación de Enami, Codelco y Enap, dijo que "ese tema debe ser abordado por el Parlamento en el marco de la discusión del proyecto de Ley de Gobiernos Corporativos de las Empresas Públicas".
Fuente: El Mercurio

.


Monica Singer tras arribo a presidencia de empresas públicas: "No le temo a los debates"

Quince días se demoró el gobierno en designar al nuevo presidente del Sistema de Empresas Públicas (SEP), que reemplazará a Rodrigo Azócar, quien tras siete meses en ese cargo, arribó el 2 de enero a la gerencia general de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP). La Moneda optó por nombrar a una persona “de la casa” para dicho puesto, ya que será Mónica Singer, hasta ayer -y desde 2006- directora ejecutiva del holding de compañías estatales, quien tomará las riendas del organismo. Así, el Consejo Directivo del SEP quedó integrado por Singer, Alberto Arenas (vicepresidente), Eduardo Bitran, Luis Felipe Céspedes, Myriam Fliman, José Pablo Gómez, Marco Antonio Carmach y Alejandra Gallegos.Singer es ingeniera comercial con mención en Economía de la Universidad de Chile y antes de llegar al SEP tuvo responsabilidades ejecutivas en el Grupo AMP de Australia, Enami, Dow Química Chilena y Banco de Chile-¿Esperaba la designación?-No, es un gran honor que la Presidenta Michelle Bachelet me haya honrado con su confianza. Eso valida el trabajo que el equipo que el SEP ha desarrollado.-¿Su línea de trabajo cambiará respecto de sus antecesores Patricio Rojas y Rodrigo Azócar?-El SEP tiene una agenda que se delineó en 2006 y que apunta a dotar a las firmas públicas de disciplinas empresariales en su gestión, a aplicar principios de eficiencia, transparencia y probidad.Licitaciones portuarias-¿Podrá hacer un trabajo relevante considerando que todo podría cambiar en marzo de 2010 cuando llegue un nuevo gobierno?-Todos los proyectos que nos formulamos en 2006 tienen un plazo de ejecución compatible con el término de esta administración. En cualquier caso, el objetivo de transparentar la gestión es universal y recoge una exigencia de todos los sectores.-El cargo de presidente del SEP es en ocasiones blanco de duras críticas. ¿Está dispuesta enfrentarlas?-Todas las instituciones públicas deben ser objeto del escrutinio ciudadano. La actitud crítica de los distintos sectores desempeña un rol crucial en cualquier sociedad, porque mantiene informados a los ciudadanos acerca de cómo, quienes administramos recursos públicos, cumplimos el mandato que se nos ha delegado. En ese sentido, verdaderamente no le temo a los debates abiertos.-¿Cómo avanzan las licitaciones portuarias en San Antonio, Valparaíso y Coquimbo?.-Siguen su curso y están a la espera de lo que dictamine el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (por integración vertical). A la vez, seguiremos trabajando en mejorar las prácticas empresariales de las firmas públicas y transparentar su gestión, incorporando directores independientes e información abierta a la ciudadanía.

Fuente: Diario Financiero